¿Cuál es el origen de la pasión en pareja?

24 Noviembre 2020 - Relaciones interpersonales
¿Cuál es el origen de la pasión en pareja?

¿Has sentido alguna vez que no pudiste continuar una relación porque “se acabó el amor”? ¿Culpas a tu pareja por no estar a la altura de lo que esperabas o te sientes culpable por no cumplir sus expectativas? ¿Cuál es la verdadera naturaleza del amor y la pasión?

La pasión romántica es uno de los estados más satisfactorios e intensos que podemos experimentar a lo largo de nuestra vida.  Si sabemos gestionar este poderoso sentimiento, tiene la capacidad de acercarnos a nosotros mismos y conectarnos con una de las partes más íntimas y profundas de nuestro ser. Sin embargo, cuando se vive sin conciencia y responsabilidad, también es un estado en el que corremos el riesgo de desconectarnos de nuestras necesidades y nuestro amor propio. 

El sentimiento de totalidad que experimentamos cuando estamos enamorados, nos puede hacer creer que solo tenemos la posibilidad de sentirnos así a través de nuestra relación de pareja, por lo que atribuiremos la responsabilidad de nuestra felicidad o nuestra desgracia a la persona que nos acompaña. 

Esta energía que puede comenzar y sustentar una relación, paradójicamente tiene la misma capacidad y potencialidad para destruirla. 

En las primeras fases del enamoramiento sentimos una profunda admiración por la otra persona. Sin embargo, no es al ser humano que tenemos delante al que estamos admirando, sino a una imagen interna que representa ciertas características que necesitamos integrar. Es decir, la pasión no tiene tanto que ver con la persona que tenemos delante, sino con nuestra manera de percibirla y las expectativas que tengamos al respecto. Y, a su vez, estas expectativas están condicionadas por nuestras creencias, carencias y necesidades. 

Esta actitud nos puede llevar a manifestar conductas posesivas y dependientes e incluso a dejar abruptamente la relación cuando sentimos que se ha terminado la pasión. Entonces, transformamos nuestra vida sentimental en una búsqueda compulsiva e ineficaz de la pasión. Cambiamos constantemente de pareja intentando recuperar algo que, en realidad, siempre estuvo en nuestro interior. 

Cuando nos hacemos conscientes y responsables del origen de nuestro amor pasional, recuperamos la posibilidad de disfrutarlo sin miedos ni apegos. 

Mantener viva la pasión implica, por una parte, comprender que aquello que ves en tu pareja, tanto lo que admiras como lo que rechazas, son cualidades que no reconoces como propias y que, gracias a esa persona,  puedes recuperarlas para completarte. El miedo a la pérdida o al fin de la relación es una ilusión del ego. Toda relación es pasajera, porque todas y cada una de las relaciones que establecemos en la vida siempre tendrán un fin. Pero, al mismo tiempo, toda relación es eterna, pues cada una nos aporta algo que formará parte de nosotros para siempre. Independientemente de lo que dure, lo importante es la calidad del vínculo y su capacidad para conocernos, aprender y evolucionar. 

Cuando proyectamos nuestra felicidad en el otro, llegará un día en el que también proyectaremos nuestra desgracia. Por tanto, la clave para establecer y mantener relaciones equilibradas es responsabilizarnos de nuestro bienestar emocional y de nuestra felicidad, dándole permiso a la persona amada para hacer lo mismo. Conocerse a uno mismo y desarrollar nuestra autonomía emocional no  es solo una necesidad personal, sino el mayor acto de amor posible hacia nuestra pareja. 


“El amor hace que quieras ser una persona mejor. Vale, de acuerdo. Pero a lo mejor el amor, el verdadero amor, te autoriza para ser simplemente la persona que eres.”

Gillian Flynn

Si te ha gustado, ¡compártelo!

También te puede interesar...

¿Entrenas tu cerebro?

31 Mayo 2016

Todos tenemos integrado que debemos mantener el cuerpo en forma, para ello debemos comer bien, hacer...

3 consejos para construir un amor sano con tu pareja

14 Noviembre 2017

Siempre estamos con quien debemos estar. Es una gran oportunidad pero, en ocasiones, no es sencillo....

Reparar el cuerpo no significa curar

24 Agosto 2017

Cuando tenemos un síntoma o una enfermedad el cuerpo necesita tratamiento y la mente comprensió...