Diferencias entre ser y estar

Diferencias entre ser y estar

Nuestra forma de hablar refleja nuestra forma de pensar, por ello debemos ser cuidadosos en nuestra forma de expresarnos, en este artículo veremos en qué se diferencia “ser” de “estar” y cuándo usar adecuadamente cada palabra.

En este artículo lista haremos referencia a los aspectos diferenciales más importantes entre ser y estar según el punto de vista de la Bioneuroemoción®

Wellbeing

Para introducirnos en este concepto, haremos una revisión de la etimología de la palabra.En la lengua inglesa, por ejemplo, el verbo “to be” hace referencia tanto a ser como a estar. Sin embargo, en castellano, entre otros lenguajes, se hace una diferenciación entre la esencia (el ser) y el estado (cómo se está manifestando ese ser). Este matización es de enorme importancia ya que, cada vez que nos identificamos con el estado que expresamos, estamos limitando todo nuestro ser y reduciéndolo a una creencia de identidad. Igualmente, continuando con la comparación, la palabra inglesa “Wellbeing”podría traducirse como “Bienestar” o “Bienser”; en este caso en Bioneuroemoción contemplamos el “Bienser” como objetivo en lugar del “Bienestar”. Entendemos que desde un estado de centramiento y coherencia (Bienser) podremos alcanzar muchos momentos de Bienestar, aunque el camino hacia ese “Bienser” no tiene por qué experimentarse necesaria y continuamente como un estado continuo de Bienestar…

Física cuántica

En otros artículos hemos hecho referencia a la física cuántica, particularmente al experimento de la doble rendija, según el cuál vemos cómo podemos colapsar una onda de infinitas posibilidades en partícula cuando la observamos. Utilizando este concepto como analogía y dado que “lo que es arriba es abajo”, podemos usarlo para analizar este concepto desde un prisma distinto. El “ser” sería esa onda de infinitas posibilidades que, cada vez que se observa, se colapsa en un “estado” distinto. Es cierto que, como depende del observador, en muchas ocasiones puede colapsarse en el mismo estado una y otra vez, creando la falsa percepción de identificar esa onda pluripotencial con un estado particular. Es decir, nos creemos que “somos aquello que expresamos”, y esto nos hace entrar en un bucle que retroalimenta dicho estado, perdiendo la oportunidad de permitirnos “ ser” algo distinto.

La sombra

Ya desarrollamos el concepto de sombra en otra ocasión. A continuación veremos cómo se relaciona con el tema que estamos tratando.

Como ya sabemos, el ego es todo aquello que creemos que “somos”, aquellos estados que expresa el ser con los que nos identificamos. Cuanto mayor sea la identificación del ego con aquello que cree “ser”, mayor será el posicionamiento y, por lo tanto, más alargada y poderosa será la sombra que surgirá complementariamente. Por ello, cada vez que confundimos nuestro ser con nuestro estado, estamos dándole espacio y fuerza a nuestra sombra.

“Cuando más tiende una cosa a ser permanente, más tiende a carecer de vida”. - Alan Watts

Si te ha gustado, ¡compártelo!

También te puede interesar...

“Morir para ser yo”

25 Agosto 2016

Los relatos en primera persona tienen una fuerza difícil de superar por argumentos científicos o exa...

Los caminos de la conciencia

30 Marzo 2017

Tomar conciencia es comprender los patrones que repetimos en muchos ámbitos sin saber por qué.

Diferencias entre ser y estar

02 Marzo 2017

Nuestra forma de hablar refleja nuestra forma de pensar, por ello debemos ser cuidadosos en nuestra...