31 Agosto 2016

La Cuarentena

La Cuarentena

La simbología ha sido la gran ciencia de la antigüedad. Antes de que el hombre aprendiera a comunicarse con palabras compartía conocimientos a través de dibujos o imágenes.

El símbolo se considera representativo de una idea y ha sido utilizado en todas las tradiciones para expresar concepciones universales de aplicación particular. Para Carl G. Jung, los símbolos son el lenguaje del inconsciente. La función del símbolo es acceder a la conciencia individual que guarda relación con el inconsciente colectivo que nos vincula al mundo.

Según Juan Eduardo Cirlot, autor del Diccionario de Símbolos: “Lo propio del simbolismo es tender puentes verticales. El símbolo no se detiene en la comunicación, sino que es de un lado una vivencia, y de otro un medio de conocimiento. El gran proceso simbólico se produce cuando se trata de lo trascendente, y la simbología es, ante todo, una ciencia de la trascendencia”.

El número 40, simbólicamente, representa el "cambio", de un período a otro, los años de una generación a otra. En la tradición cristiana existen numerosas referencias a esta cifra: el diluvio universal dura 40 días con sus 40 noches pues simboliza el cambio hacia una nueva humanidad; Moisés deambuló 40 años por el desierto hasta llegar a la tierra prometida; Jesús fue llevado al templo a los cuarenta días, el tiempo que fue tentado en el desierto; la Cuaresma son los 40 días antes de Pascua que culmina en la Resurrección. Hay infinidad de referencias a este periodo de tiempo. La Cuarentena  se convierte así en un ejemplo de arquetipo inconsciente.

Como medida sanitaria se empezó a usar en Venecia (año 1348) para aislar a la población y evitar la propagación de plagas. A partir de ahí, además de fines sanitarios, los cuarenta días se han utilizado como símbolo de readaptación con múltiples aplicaciones: Los astronautas cuando regresan del espacio son puestos en cuarentena; los alpinistas antes de ascender a altitudes importantes pasan un periodo de entre 30 y 50 días de adaptación; 40 días de media es lo que tarda en soldar una fractura de hueso; 40 días es el periodo de peuperio, el tiempo que necesita una mujer después de dar a luz, después de 40 semanas de gestación. En medicina china este mismo periodo de peuperio se conoce como zuo yue zi (坐月子) y se da especial importancia al reposo.

En la rama de medicina Qi Gong (en español pronunciamos Chi Kung) en numerosas ocasiones se aísla al enfermo de su ambiente habitual (familia, amigos, teléfono móvil, trabajo, noticias de su círculo más cercano, etc) durante al menos 40 días para crear las condiciones propicias y que pueda recuperar el equilibrio de energías que favorecerán su curación.

En una consulta en Bioneuroemoción el acompañante guía al consultante para encontrar las causas emocionales de sus conflictos y las relaciona con los programas inconscientes de su árbol genealógico.  El objetivo es la toma de conciencia que le va a permitir un cambio de percepción sobre su propia situación.  La persona que toma conciencia comprende que la situación que está viviendo es una experiencia que tiene la oportunidad de trascender.  Comprende que hay un resentimiento, una información que es necesario trascender. Para trascender el primer paso es perdonar, no buscar culpables sino entender que nadie es culpable.

En Bioneuroemoción entendemos que la curación del cuerpo siempre va acompañada de la curación de la mente y que el mejor escenario en el que la mente se puede curar es el del silencio y la paz interior.  Cuando un acompañante sugiere un periodo de cuarentena a una persona que viene a consulta es para favorecer que las nuevas conexiones neuronales, posteriores a la toma de conciencia, se asienten y permitan asimilar la nueva información obtenida.

La Cuarentena no es algo que el cliente deba hacer para curarse. Es un periodo de descanso, de reposo, de desconexión para vivir un periodo de convalecencia . Durante la Cuarentena la persona se aísla de su entorno habitual, sea cual sea, para conectar con su propia coherencia. La Cuarentena es un tiempo de regeneración que le va a permitir decidir cómo quiere vivir su vida a partir de ese momento.