17 Mayo 2016

“Los secretos familiares deben airearse”

“Los secretos familiares deben airearse”

Cada árbol genealógico es una fuente de información acumulada a lo largo de generaciones. Esta información, como la energía, no se crea ni se destruye, sólo se transforma. 

Jennifer Teege es alemana, tiene 45 años, es de raza negra, está casada y tiene dos hijos. A los 38 años descubrió, por casualidad, que su abuelo materno era Amond Goeth, comandante de la SS y responsable del campo de concentración de Plaszow, alias el Carnicero de Plaszow. En su libro Mi abuelo me hubiera ejecutado (2013) narra su historia. Con sólo cuatro semanas de vida, su madre la dejó en un orfanato y a los tres años la adoptó una familia. A partir de ese momento, tuvo encuentros esporádicos con su madre biológica que nunca le contó la verdad: “Estaba tan furiosa con mi madre por habérmelo ocultado, que obvié lo dura que había sido su vida”.

En 2008, descubrió un libro sobre la familia que contaba historias sobre sus antepasados y los horrores que cometió su abuelo. “Una mañana, a los 38 años, fui a la biblioteca y me llamó la atención un libro rojo, ‘¿Tengo que amar a mi padre?’, de un periodista que no conocía. Había fotografías de una mujer que me recordó a mi madre y de una mujer más mayor con el mismo vestido que le había visto a mi abuela”.

Desde entonces, ofrece conferencias en las que cuenta su relato. Reconoce que “sólo pude empezar mi auténtica vida, tener un identidad, cuando salieron a flote mis historias familiares”. Quiere compartir su proceso porque durante más de 20 años vivió una profunda depresión que, ahora sabe, tiene relación con su herencia. “La vergüenza y la culpabilidad son sentimientos muy tóxicos que afectan a todos tus actos y a toda tu vida”. El sentimiento de culpa queda en el subconsciente, aunque ella no haya sido autora de los actos de su abuelo. Les ha contado a sus hijos quiénes son sus ancestros para que, así, puedan vivir su propia vida.

En Bioneuroemoción, sabemos que cuando un cliente presenta un conflicto determinado siempre hay una resonancia en el árbol relacionado con el mismo.  El tipo de experiencia que está viviendo el cliente es un eco de una información presente en su clan.

En consulta, es importante que el cliente conozca las historias de sus antepasados. Al conocer las historias y las experiencias de nuestros ancestros podemos trascender dicha información y empezar a vivir nuestra propia vida. La verdad siempre es liberadora.

Fuente:

La Vanguardia