Feliz reflexión

20 Diciembre 2019
Feliz reflexión

¿Sabes qué significa realmente la navidad? ¿Tienen algún sentido los ritos asociados actuales? ¿Cómo se relaciona con el proceso de desarrollo humano?

Actualmente tenemos una imagen de la Navidad ciertamente alienada y distorsionada, caracterizada por el consumismo y las obligaciones sociales. Sin embargo la navidad, la verdadera navidad, tiene un significado muy distinto. El 25 de Diciembre es la fecha de nacimiento de Mithra (dios del sol Persa), Krishna o Jesucristo. En realidad sabemos que es una referencia astrológica, no histórica. Representan el nacimiento del nuevo sol, con todo lo que ello implicaba. Fertilidad, calor, luz y abundancia. En el invierno, al menos el del hemisferio norte donde tiene origen esta festividad, la Tierra duerme preparándose para dar nueva vida.

Por este motivo la navidad siempre fue motivo de reunión y homenaje a aquella fuerza invisible e inexplicable racionalmente que nos ofrecía alimentos y salud. De ahí vienen tradiciones conocidas por todos como engalanar los árboles con luces y adornos, son formas simbólicas de honrar a la naturaleza. Además, la tradición mitológica de esos seres “mágicos” y bondadosos que traen regalos mientras duermes como Papa Noel o los reyes magos son otras formas de honorar a esa divinidad invisible y protectora que los hombres y mujeres de hace miles de años sentían.

La tradición de hacer regalos es un agradecimiento a la Naturaleza por todas las riquezas que nos da durante el año.

El periodo de letargo previo al renacimiento del sol, de la abundancia y de la prosperidad es un momento de reflexión y de introspección. Por ello, simbólicamente cada fin de año hacemos recuento, echamos la vista atrás y vemos aquello que hicimos, lo que no hicimos y lo que nos gustaría haber hecho. Este punto y seguido nos permite compartimentar y abordar una existencia aparentemente infinita y abrumadora.

Y no solo miramos atrás, otra tradición de estas fechas es redactar nuestros propósitos de año nuevo. Utilizamos este pequeño impás astrológico para conectarnos con nuestras necesidades, sueños y anhelos. Con todo aquello que, por una razón u otra, encontramos razones para posponer y retrasar a lo largo de todo el año.

Nos reunimos con nuestros seres queridos porque ellos representan mejor que nadie el resultado de las decisiones que hemos ido tomando hasta el momento.

Más allá de juzgar en todo lo que se ha convertido la navidad, os invito a recuperar el sentido arquetípico que, miles de años antes de que existiéramos, ya tenía. El sentido que usaron y experimentaron personas que realmente vivían por y para la tierra. Ese momento de gratitud al sol y a la fuerza que sostiene nuestra existencia, sea cual sea.

Aprovechemos estas fechas para recoger nuestras experiencias, pues todas ellas encierran un tesoro, un regalo que integrar en nuestras vidas. Ser capaces de reconocerlos será lo que nos preparará para dar nuevos frutos el próximo año. Estamos a punto de finalizar otra vuelta más al sol, de cerrar otro ciclo, y con él otra oportunidad de mirar atrás y entender que la mejor forma de honrar a la vida es respetarnos a nosotros mismos. Feliz reflexión.

 
“La noche de Navidad es la noche de las resurrecciones y de los recuerdos. Los niños, al dormirse en sus cunas, quedan confiados en el espíritu misterioso que bajará durante el sueño para llenar de dulces y juguetes los botines nuevos que han dejado a propósito en la chimenea.”

 Manuel Gutierrez Nájera

Si te ha gustado, ¡compártelo!

También te puede interesar...

3 consejos para gestionar mejor los aspectos de nuestra sombra

17 Octubre 2016

A continuación, queremos compartir con vosotros 3 consejos efectivos para poder identificar nuestra...

¿Dónde está la mente?

14 Junio 2016

“Nos han educado para que creamos que nuestras mentes están dentro de nuestras cabezas, que la activ...

La Cuarentena en Bioneuroemoción®

12 Abril 2017

En muchas ocasiones las lealtades familiares bloquean nuestro desarrollo personal.