Los mitos de la felicidad

28 Septiembre 2017 - Emociones
Los mitos de la felicidad

¿Qué es la felicidad para ti? ¿Cómo sabes que estás siendo feliz, en qué te fijas? Existen muchos mitos acerca de la felicidad, ¿cuál es la clave para sentirse felices?

A menudo se habla de «buscar la felicidad», sin embargo no podemos buscar la felicidad en ningún lugar porque si la causa de la felicidad estuviera fuera los efectos de la felicidad serían los mismos para todos. Y, en realidad, lo que pasa es que frente a una misma situación o acontecimiento algunas personas se sienten felices y otras no. Por lo tanto, lo que es seguro es que fuera de nosotros no está, aquí tendríamos el primer mito más extendido sobre la felicidad.

La felicidad es ese espacio entre nosotros y los demás, es decir, la felicidad se da cuando creamos un espacio-tiempo vacío de manifestación y renunciamos a creer que sabemos cómo, cuándo, dónde y de qué manera se puede conseguir. Cuando pensamos que sabemos cómo ser felices estamos justamente restringiendo las formas de expresión de nuestra felicidad.

Si creemos que hay una manera de conseguir la felicidad la estamos limitado, la convertimos en efímera.

Muchas veces pensamos que estaríamos mejor si tuviéramos esto o aquello, si esta circunstancia que estamos viviendo terminara o si esta persona fuera distinta. A veces, hasta tenemos una lista mental de cosas que deberían ser diferentes para que nosotros pudiéramos ser felices. ¿Cómo podemos pensar que sabemos lo que necesitamos para ser felices? Además, si nosotros pudiéramos cumplir con lo que creemos que necesitamos para ser felices ¿Cómo afectaría eso a las personas de nuestro entorno?

Cuando renunciamos a saber lo que es la felicidad, cuando renunciamos a pensar que sabemos qué es lo mejor para nosotros, cuando renunciamos a pensar que sabemos qué es mejor para los demás, es entonces, cuando permitimos que los acontecimientos se expresen libremente. Y es entonces cuando los podemos percibir desde las dos polaridades y experimentar la auténtica felicidad.

Somos observadores, podemos ver el mundo desde la dualidad o desde la conciencia de unidad.

En el mundo dual es imprescindible experimentar las dos polaridades. Necesitamos conocer la tristeza para saber qué es la alegría, el miedo para conocer la valentía, el odio para discernir el amor, etc. Sin embargo rechazamos sentirnos tristes, detestamos sentir miedo y nos resistimos al odio aun cuando esas vivencias están cargadas de información sobre nosotros mismos. La felicidad no es lograr algo o culminar un plan, no tiene relación con nuestras pertenencias. La felicidad es un estado de ser, es saber vivir entre los opuestos.

La Bioneuroemoció[email protected] nos propone que cuando tengamos sensaciones que califiquemos como desagradables, nos observemos. Cada circunstancia que vivimos es una oportunidad para conocernos, una ocasión para la autoindagación. Ante cada adversidad nos podemos cuestionar si vivimos la vida que queremos vivir o la que los demás quieren que vivamos. La mejor manera de alcanzar la felicidad es dejar de lado la preocupación por ser feliz y dar siempre lo mejor de nosotros en el momento presente.

 

"¿Por qué será que cuando tenemos la felicidad soñada entre las manos, no la saboreamos más a fondo? ¿Por qué la felicidad nos pasa desapercibida en el segundo mismo en que la estamos viviendo y luego toca revivirla a punta de recuerdos?"
 
Ángela becerra
Si te ha gustado, ¡compártelo!

También te puede interesar...

Bioneuroemoción® en la Psicología

07 Septiembre 2017

Si bien la Bioneuroemoción no se considera ni puede considerarse como alternativa a una consulta psi...

La proyección de la sombra

16 Agosto 2016

Cuando nos sentimos atacados, cuando nos molesta algo de alguien estamos viendo la proyección de nue...

Carnaval: La persona tras la máscara

09 Febrero 2018

¿Eres la misma persona frente a tu grupo de amigos que frente a tus padres? y cuando acabas de conoc...