¿Qué son las creencias?

04 abril 2022

¿Hasta qué punto decidimos lo que queremos o lo que pensamos acerca de lo que nos sucede? ¿Cómo podemos transformar las creencias limitantes? ¿Es posible desarrollar la libertad emocional? 

Las creencias tienen mucho que ver con las respuestas a estas preguntas y a continuación te contamos por qué.

 

En este podcast Enric Corbera explica cómo las creencias inconscientes determinan nuestra forma de percibir el mundo. Comparte ejemplos de las principales creencias limitantes, que son las que nos impiden cambiar, llevándonos a repetir historias una y otra vez.

 

En este vídeo Enric Corbera explica por qué es esencial transformar nuestras creencias para superar nuestras limitaciones y cambiar nuestra realidad.

 

Creencias, ¿Qué son y cómo nos afectan?

Las creencias son esquemas cognitivos o ideas acerca de cómo es el mundo, de cómo funciona y de cómo se debe actuar ante las diferentes circunstancias de la vida. 

Adquirimos determinadas creencias a lo largo de nuestro desarrollo y consideramos que son ciertas. Por tanto son verdades subjetivas, convicciones que no deben ser confundidas con la verdad objetiva.

 

“Tus creencias no están hechas de realidades. 

Es tu realidad la que está hecha de creencias” 

Richard Bandler

 

De este modo, nuestras creencias afectan directamente a nuestra manera de percibirnos y de percibir lo que nos sucede y, por tanto, repercuten en nuestras preferencias, en las decisiones que tomamos, las acciones que emprendemos en nuestra vida y, finalmente, en los resultados que obtenemos.

 

Ejemplos de creencias

Todos tenemos una capacidad y un potencial ilimitados. Sin embargo, desde bien temprano nuestro autoconcepto y nuestra forma de experimentar la vida se ven limitados por ciertas estructuras de socialización como la familia y la escuela. 

Durante los primeros años vida interiorizamos creencias que van limitándonos, a través de las actitudes, frases y pensamientos de nuestros padres, abuelos y otras personas influyentes en nuestra infancia. 

Estas creencias hacen referencia a todos los aspectos de la vida, como los valores morales, el género, la pareja, la sexualidad, el trabajo, la abundancia y la crianza, entre otros.

 

Por ejemplo, es posible que algunas de las siguientes frases te resulten familiares:

 

“Los niños no lloran”, “Siempre conseguirás lo que te propones”, “Hay que esforzarse mucho para ganarse el pan”, “Eres un desastre”, “Tu felicidad es nuestra felicidad”, “No puedes confiar en nadie”, “Todos los ricos son unos ladrones”, “Cuando te casas pierdes tu libertad”, “No se puede confiar en los hombres”, “Deberías ser más femenina”, “Los trapos sucios se lavan en casa”, ”Esto me duele más a mí que a ti”, “Hay que aguantar”, etcétera

 

Tipos de creencias: limitantes y potenciadas

Las creencias que hemos interiorizado a lo largo de nuestra experiencia vital influyen en nuestras acciones y calidad de vida, y estas pueden beneficiarnos o jugar en contra de nuestro bienestar.

Debemos comprender que las creencias actúan como un molde neurológico en base al cual elegimos, de manera inconsciente, de entre infinitas opciones una realidad concreta. 

Creencias puzzle

Así, sin darnos cuenta, nos ajustamos a una forma rígida de vivir nuestras experiencias que nos impide crecer y evolucionar. En este sentido, todas las creencias son limitantes per se

Por este motivo, debemos evitar usar cualquier creencia de una forma inflexible, incluso aquellas que en principio parecen potenciadoras. Por ejemplo, si creo que “puedo conseguir cualquier cosa que me proponga”, esto me puede generar un conflicto interno en el caso de no conseguir algo. 

Por tanto, es el uso que hacemos de las creencias lo que les da el matiz de limitantes o potenciadoras.  

 

Creencias conscientes: el cambio hacia la libertad emocional

Las creencias son como raíces, aprendidas desde la infancia, que nos llevan a posicionarnos en una interpretación de lo que observamos, impidiéndonos en muchos casos ver la auténtica realidad

Nuestro sistema de creencias se ha formado a lo largo de numerosos eventos que hemos percibido como verdaderos o falsos según lo haya creído nuestro entorno familiar, social, cultural, etc. 

Creencias cometa

Cuando tomamos estas creencias como certezas funcionan como creencias limitantes que nos impiden ir más allá de ellas, porque definen cómo nos vemos. Es decir, nos identificamos con ellas y, por tanto, nos sentimos forzados a defenderlas y a vivir de acuerdo a las directrices que nos marcan.

Sin embargo, como adultos podemos tomar conciencia de nuestras creencias, llevar a cabo un juicio crítico sobre ellas y comenzar a cuestionarlas para poder transformarlas.

 

Como transformar las creencias personales

No vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos, y es importante asumir un papel proactivo en nuestras dificultades. 

Cuestionar siempre todo, de lo más dudoso a lo más evidente, es el primer paso para abrir la mente a una visión más holística, a una conciencia de unidad, entendiendo que aquello que vemos es el reflejo de nuestras creencias inconscientes.

 

“Cuando vemos nuestras vidas, podemos estar mirando directamente nuestras creencias más verdaderas, y a veces más inconscientes, reflejadas en el espejo” 

Gregg Braden

 

 

Las creencias que nos mantienen atrapados en una forma inflexible de vivir, y que nos hacen experimentar un bucle constante en nuestras vidas, suelen estar alejadas de nuestro nivel de conciencia.

Habitualmente, tenemos una explicación acerca de lo que nos ocurre y nos aferramos a ella por miedo a soltar el control de nuestras vidas. Así, inconscientemente, proyectamos nuestras creencias más profundas fuera de nosotros evitando, de este modo, responsabilizarnos.

Cuestionar nuestras creencias para crear la vida que queremos

Nos quejamos de la vida que hemos construido, sin hacer nada, temerosos de lo que cualquier cambio podría suponer para nosotros. Nos parece más sencillo aferrarnos a lo conocido que dejar atrás las quejas y justificaciones para comenzar a actuar de forma coherente.

De este modo, no nos cuestionamos para no arriesgarnos a cambiar y esperamos que el cambio que tanto anhelamos sea externo, que alguien o algo venga a “salvarnos”.

 

 

En su libro Yo soy eso Nissagardata Maharaj  explica: “Cuestionar lo habitual es el deber de la mente. Lo que la mente ha creado, la mente debe destruirlo. (…) La vía a la verdad pasa por la destrucción de lo falso. Para destruir lo falso, usted debe cuestionar sus creencias más arraigadas”. 

 

Si no cuestionamos nuestras creencias podemos llegar a pensar que lo que somos es lo que nuestra mente nos dicta.

Precisamente, las experiencias de las que nos quejamos son excelentes oportunidades para identificar nuestras creencias personales más profundas, trascender nuestra historia, soltar nuestros condicionamientos y crear un auténtico futuro que no sea la repetición del pasado.

 

Creer es crear

Curiosamente, la primera persona del singular del presente de indicativo del verbo creer y la del verbo crear se escriben exactamente igual: yo creo

Ya lo dijo Miguel de Unamuno (1864-1936) al reflexionar sobre la fe religiosa en Tres novelas ejemplares y un prólogo: “Y la fe es la fuente de la realidad, porque es la vida. Creer es crear”. El escritor afirmaba que podíamos crear con la imaginación y que “la fe no es creer en lo que no vimos, sino crear lo que vemos”.

 

“Tus creencias se convierten en pensamientos, 

tus pensamientos se convierten en tus palabras, 

tus palabras se convierten en actos, 

tus actos se convierten en tus hábitos, 

tus hábitos se convierten en tus valores, 

tus valores se convierten en destino”

– Mahatma Gandhi (1869-1948)

 

Las creencias y la Bioneuroemoción

La vida es lo que hacemos de ella. Lo que hay fuera es un efecto y la causa somos nosotros mismos. 

La Bioneuroemoción® nos invita a comprender, a través de nuestras experiencias, que la creencia principal que nos roba nuestra libertad emocional es la creencia en que todos estamos separados. 

Por tanto, hemos de renunciar a la veracidad de nuestras creencias personales para permitir que ocurra aquello que ni siquiera hemos imaginado, para dejar de poner filtros entre la realidad y nosotros, para que la vida se exprese en toda su potencialidad.

 

«El hundimiento de una creencia crea una nueva dimensión del sujeto, al obligarle a conducir su personalidad a lo largo de un eje situado fuera del plano de aquella.»

– Juan Benet

El método de la Bioneuroemoción tiene como objetivo utilizar los conflictos del día a día para identificar aquellas creencias inconscientes que se manifiestan en nuestra realidad, con el fin de transformarlas en otras potenciadoras. 

Se trata de ser conscientes de nuestras creencias para poder transformarlas y elegir, en cada momento, usar aquellas que nos permitan ampliar nuestra percepción y convertirnos en los creadores de la vida que queremos vivir.

 

 

 

Si te ha gustado, compártelo

¿Quieres especializarte?

Bienestar físico y salud emocional
¿Quieres que te llamemos?
Valoración de los visitantes:
Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 25 reseñas)
¿Quieres valorar este artículo?

Bienestar físico y salud emocional

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Enric Corbera Institute.

© Enric Corbera Institute.