09 Junio 2016

Una emoción aflora siempre

Una emoción aflora siempre

“Una emoción aflora siempre, ¡siempre!, tarde o temprano, de un modo u otro” Alexandre Gironell, neurólogo.

El ser humano es un todo integrado, holístico. Sin embargo, a menudo sufrimos una falta de equilibrio entre la mente, las emociones y el cuerpo. Para recuperar este equilibrio es imprescindible que aprendamos a expresarnos, a relacionarnos abiertamente con nuestro entorno, a dejar de guardarnos las cosas para nosotros mismos.

El Dr. Alexandre Gironell,  es el Jefe Clínico de la Unidad de Parkinson y Trastornos del Movimiento en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona. Ha sido Presidente de la Societat Catalana de Neurología y forma parte de la Sociedad Española de Neurología y de la Movement Disorders Society. Se declara humanista y aborda casos clínicos con hipnosis.

Hay pacientes que la medicina deja por imposibles bien porque el paciente sufre disfunciones sin base biológica o bien porque las pruebas de diagnóstico no muestran cambios fisiológicos que se puedan abordar con protocolos establecidos. Según el Dr. Gironell, hay pacientes que manifiestan síntomas físicos porque lo han visto en otros sin haberlo decidido: “El inconsciente impone una discapacitante disfunción somática que burla la biología y el consciente”.

“Un conflicto profundo no ha sido expresado, ni verbalmente ni en relaciones interpersonales de su entorno…¡y el cuerpo lo expresa!” En el ámbito de la neurología estos pacientes se agrupan bajo el trastorno de la histeria que es de base relacional “deriva de la necesidad de comunicarnos, y cada día existe más gente solitaria”.

En su consulta aborda este tipo de casos con hipnosis clínica mediante la cual la capacidad de sugestión del paciente crece y es capaz de procesar mensajes metafóricos que el inconsciente entiende. “Es el lenguaje del inconsciente. Una vez localizado el conflicto, lo metaforizamos en un relato, un cuento... y acto seguido metaforizamos también su resolución”. Afirma que “ya se hacen operaciones quirúrgicas sugestionando al paciente contra el dolor”.

La hipnosis es un estado de relajación de la mente, en el cual el paciente no está dormido ni despierto. En una hipnosis la persona no pierde su voluntad sino que está abierta a recibir información que le permita realizar cambios que son difíciles de conseguir en estado consciente.

Desde la Bioneuroemoción sabemos que las emociones nos hacen vivir experiencias que unen el pasado, el presente y el futuro. Para que podamos cambiar esta causa-efecto, es necesario cambiar las emociones con relación a algo que creemos que nos ocurrió en el pasado y que se manifiesta en el presente. Una de las técnicas utilizadas en consulta es la Hipnosis Ericksoniana que permite alcanzar el estado de relajación necesario para poder cambiar la percepción de una situación y poder así gestionarla de otra manera. Esto permite trascender y cambiar las experiencias a partir de ese momento y dejar de proyectarlas en el futuro. Uno de los objetivos principales de la hipnosis es liberar la conciencia de posiciones fijas e inamovibles con el fin de que puedan ocurrir nuevos aprendizajes.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20160530/402135482158/todos-somos-hipnotizables-y-ya-usamos-eso-para-curar.html