La física cuántica y la naturaleza de la conciencia

31 octubre 2022

La formación del famoso Big Bang dio lugar a lo que conocemos como Universo.

Los avances de la física cuántica nos ofrecen nuevas respuestas a cuestiones sobre el funcionamiento del mundo y, también, plantean nuevas incógnitas, por ejemplo, acerca de la conciencia.

La naturaleza de la conciencia siempre ha intrigado a científicos, filósofos y pensadores de todas las épocas y culturas. En este artículo compartimos una hipótesis probable: las leyes insólitas que gobiernan el mundo atómico y subatómico podrían estar detrás de lo que nos permite experimentar la conciencia.



Nuestras experiencias están en relación directa con nuestro nivel de conciencia. En esta conferencia, Enric Corbera expone cómo acceder a nuestra información inconsciente a través de las personas que atraemos a nuestra vida.

 


En este vídeo, Enric Corbera explica qué es el campo de conciencia, cómo funciona y las actitudes mentales necesarias para conectarnos a él. Nos invita a vivir en coherencia y a observar lo que nos ha sucedido sin juicio para liberarnos del pasado y comenzar a crear un nuevo presente.

 

¿Qué es la física cuántica?

La Física Cuántica, también denominada o Mecánica Cuántica, es la rama de la Física que estudia la materia a escalas muy pequeñas: a nivel atómico y subatómico.

El término “cuanto” – “quantum” en latín – es la mínima cantidad de una entidad física. Este término fue tomado directamente del latín por el físico alemán Max Planck (1858-1947), quien tomó este concepto para referirse a la menor cantidad de energía concentrada en una partícula. Por ejemplo, un fotón es un cuanto de luz.

Las propiedades y las leyes de la Física Cuántica son muy distintas a las de la Física Clásica, que describen la naturaleza a nuestra escala y se encargan de explicar el comportamiento del mundo físico que conocemos.



La física cuántica y el orígen de la Tierra

La formación del famoso Big Bang dio lugar a lo que conocemos como Universo. 

Científicos de diversas disciplinas y corrientes coinciden en que para que se diera semejante explosión que creara el planeta Tierra, entre muchos otros planetas, estrellas y asteroides, se tuvieron que dar una serie de condiciones con unos valores exactos

Cualquier mínimo cambio en alguno de estos valores hubiera dado lugar a otro sistema en el que, tal vez, la vida humana no hubiera podido desarrollarse.

 

física cuántica big bang

 

Martin Rees y su estudio sobre la física cuántica

El astrónomo Martin Rees es catedrático emérito de la Universidad de Cambridge y Astrónomo Real del Reino Unido. Rees se plantea la siguiente cuestión:“¿Cómo se puede argumentar que los valores que produjeron el Big Bang estuvieran definidos a la perfección para permitir nuestra creación?” No hay ninguna razón conocida para explicar que un valor esté ajustado hasta con 120 decimales y pensar que es accidental, casual o cuestión de suerte. En su reflexión Rees también se asombra: 

“Parece sorprendente que nuestras mentes, que evolucionaron para hacer frente a la vida en la sabana africana y que no han cambiado mucho en 10.000 años, puedan dar sentido a fenómenos tan alejados de nuestras intuiciones cotidianas: el micromundo de los átomos y la inmensidad del cosmos”. Nuestro mundo cotidiano presenta desafíos intelectuales como los del cosmos y de la cuántica. 

Incluso el más pequeño insecto, con su intrincada estructura, es mucho más complejo que un átomo o una estrella. Todavía ahora, muchos científicos prefieren pensar en un mundo controlado por los experimentos de laboratorio y las matemáticas y no por nuestra existencia. Sería como aceptar la intervención de un arquitecto inteligente o asumir que espiritualidad y física están más cerca de lo que parecen.

 

«Con la sensación de que debe haber algo más detrás, volvemos a la conciencia humana como punto de partida, al único centro donde podríamos encontrar algo más y llegarlo a conocer».

Eddington


física cuántica estudio

 

El artículo “The anthropic universe”: la relación entre el ser humano y el universo

En su artículo “The anthropic universe“ publicado en la revista New Scientist de agosto de 1987, Rees ya escribió: 

“En el principio sólo había probabilidades, el universo sólo podía acceder al universo si alguien le observaba. No importa si los observadores aparecieron miles de millones de años más tarde. El universo existe porque tenemos conciencia.

Se llama “Universo Antrópico» a un mundo configurado de modo que los seres humanos puedan llegar a surgir. Así que muchas constantes físicas y muchos aspectos de nuestro sistema solar parecen estar en sintonía para nuestra evolución.


«Yo, un universo de átomos, un átomo en el universo».

Richard Feynman

 

Los desafíos de la física clásica rompen sus límites al adentrarse en la física cuántica y plantear nuevas respuestas a fenómenos tan dispares como el romper de las olas, la migración de las aves o la formación de los bosques tropicales.

 

 

La Bioneuroemoción y la física cuántica

La filosofía de la Bioneuroemoción parte de la base de que todas las manifestaciones de nuestra vida están en relación directa con nuestro nivel de conciencia.

 

«Cuanto más profundizamos en la mecánica cuántica se vuelve el extraño del mundo; apreciar esta extrañeza del mundo, mientras sigues operando en lo que ahora consideras realidad, será la base para cambiar la trayectoria actual de tu vida de ordinaria a extraordinaria». 

Kevin Michel

 

¿Qué sentido tiene toda la energía que nos rodea si no hay nadie para observarla?

A día de hoy aún no ha podido estudiarse la conciencia de tal modo que podamos asegurar cuál es su influencia o medir sus efectos, sin embargo, entendiendo la naturaleza de la materia, pensar que estamos separados del entorno y que no influimos en absoluto en lo que observamos se antoja una hipótesis mucho menos probable que entender el papel activo que tenemos con respecto a lo que percibimos.

Vivimos en un mundo físico sustentado por otra realidad no visible llamada campo cuántico o campo de infinitas posibilidades. Cuando somos capaces de observar conscientemente podemos intuir que nuestra realidad cotidiana depende de cómo decidamos observarla, es decir, con qué conciencia.

En esta línea de pensamiento, el bioquímico y neurocientífico Joe Dispenza afirma que “la mente determina la experiencia exterior, porque todo se reduce a campos de energía, de modo que nuestro pensamiento altera constantemente nuestra realidad”, por tanto, “es posible cambiar las circunstancias de la realidad si sabemos cómo

 

Comparte en los comentarios si te ha resultado interesante este artículo y compártelo a quien creas que le puede resultar útil esta información. ¡Gracias por tu interés!

Si te ha gustado, compártelo

¿Quieres especializarte?

Diplomado en Bioneuroemoción®
¿Quieres que te llamemos?
Valoración de los visitantes:
Rated 1.8 out of 5
1.8 de 5 estrellas (basado en 30 reseñas)
¿Quieres valorar este artículo?

Diplomado en Bioneuroemoción®

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Enric Corbera Institute.

© Enric Corbera Institute.