Motivación laboral: cómo potenciarla a través del autoliderazgo

01 mayo 2024

¿Qué hace que, en el día a día, el trabajo nos traiga satisfacciones? Seguramente no son solo los objetivos a largo plazo o los incentivos económicos, sino la motivación con la que cada día llevamos adelante las tareas.

Pero no siempre es sencillo mantenernos motivados por nosotros mismos y menos cuando estamos frente a dificultades o retos. En este artículo daremos algunas claves para aumentar ese autoliderazgo. 

 

Qué enciende el fuego de la motivación

La motivación es el impulso interno que nos ayuda a alcanzar lo que nos proponemos, incluso cuando se presentan obstáculos y retos en nuestras vidas. 

Es una suma de factores internos y externos que nos impulsan a realizar algo y a sostener esa acción con el objetivo de satisfacer nuestras necesidades.

 

Cómo impacta en nuestro trabajo el estar motivados

En el trabajo, la motivación nos ayuda a ser más creativos, alienta nuestro deseo de superarnos y de aprender. Nos permite desempeñarnos mejor para cumplir las metas y nos anima a cooperar con los demás para alcanzar un fin profesional. 

Tiene que ver con las condiciones emocionales y materiales de las que disponemos para desempeñarnos mejor y acompañar los objetivos de la organización en la que nos desempeñamos. 

Cuando estamos motivados, nuestra energía se transforma en acción. Ahora bien, ¿qué nos permite ser adaptables y resilientes ante las adversidades?

 

motivación trabajo

 

De dónde viene el entusiasmo por trabajar

La motivación puede darse por estímulos externos o internos. Pero ¿realmente se generan en lugares diferentes?

Cuando nos motiva el logro de una recompensa, nuestra motivación proviene de elementos externos. Tal es el caso de la retribución económica, el estatus y ciertas las condiciones de trabajo, el reconocimiento profesional, incluso un tipo de relaciones personales.

Pero no es duradera, ya que cuando el incentivo desaparece o nos acostumbramos a él, deja de ser motivante.

 

Estamos acostumbrados a la motivación externa

Muchos de nosotros fuimos educados priorizando los logros externos. Aún hoy, en la escuela, por ejemplo, los que obtienen buenas calificaciones reciben premios o reconocimientos, mientras que los que no, son castigados o rechazados.

Y en lo laboral, muchos priorizan ese tipo de motivación. Cuando nos enfocamos en exceso en la motivación extrínseca, nos mantenemos condicionados por lo que sucede en el exterior, limitando nuestra capacidad de acción.

Aquí podemos incluir, por ejemplo, el deseo de agradar a los demás, lo que se puede arraigar en herencias emocionales que van más allá de nuestro contexto laboral. Cuando nuestra lealtad a un mandato paterno nos controla, actúa del mismo modo que un objetivo externo pues condiciona nuestra libertad.

 

La fuerza surge de lo más profundo de nuestro interior

La motivación intrínseca nace de nuestra voluntad y no prioriza recompensas externas. Es un tipo de motivación más fuerte y perdurable porque nace de nosotros sin que otro la establezca o nos influya. 

No depende de las circunstancias, sino de nosotros mismos

Con ella somos capaces de persistir y dirigirnos hacia lo que queremos. También nos permite sostener un comportamiento, incluso cuando se presentan adversidades.

Si bien la podemos experimentar en cualquier ámbito de nuestra vida, es particularmente en el trabajo donde es el motor que nos mueve hacia nuestras metas. En este sentido, desarrollar el autoliderazgo es clave para fomentar esta motivación interna que nos permite dirigir nuestra vida con confianza, pase lo que pase.

 

“El motivo de que se nos planteen desafíos es simple: hacernos más conscientes de nuestro propósito interno.”

Deepak Chopra

 

La clave de la motivación: ser nuestros propios líderes

Solemos ver los retos con miedo, sin embargo, también podemos elegir verlos como oportunidades para desarrollar nuestras capacidades y descubrir nuestro potencial. De este modo, los convertimos en la motivación para liderar nuestro propio proceso interno.

Ser nuestros propios líderes no será sencillo pues nos reta a salir del victimismo y de las historias que nos contamos sobre lo que nos bloquea o retiene. El autoliderazgo implica elegir de manera consciente las emociones internas que nos impulsen para lograr lo que nos proponemos hasta conseguirlo. 

 

“No basta con querer: debes preguntarte a ti mismo qué vas a hacer para conseguir lo que quieres.”

Franklin D. Roosevelt

 

Cómo sostener y aumentar la motivación laboral

Cuando estamos motivados internamente asumimos el trabajo como algo más profundo, personal y trascendental. Es algo más que una simple actividad que realizamos. 

Daniel H. Pink, en su libro “La sorprendente verdad sobre qué nos motiva”, destaca tres elementos clave de la motivación:

 

Autonomía: la capacidad de dirigir nuestras propia vida

Ser personas autónomas significa tener la capacidad de hacer las cosas por nosotros mismos

Implica estar en contacto con nuestros deseos, miedos, necesidades, sentimientos, siendo coherentes con lo que somos. Es decidir qué hacer y cómo sin la necesidad de que otros nos dirijan, nos den permiso o validen nuestra manera de ser y de vivir. 

 

Propósito: el motor fundamental que nos mueve y nos motiva

Ya sea en lo laboral o en lo personal, requerimos de un motivo para hacer algo y la decisión de ir por ello sólo puede originarse en nuestro interior. 

Tener un propósito es, en un sentido trascendental, encontrarle un sentido a la vida y al trabajo que realizamos cada día como un servicio a algo más grande que nosotros mismos. 

Es el principal motor de la motivación intrínseca e implica tener la convicción de que lo que uno hace tiene valor para uno mismo, para otras personas y para la sociedad en su conjunto.

 

Maestría: el deseo de ser cada vez mejor en algo que importa

Esa sensación de mejora que aparece cuando empezamos a dominar una habilidad es la maestría. Es un proceso contínuo en el que sentimos que estamos creciendo y que estamos aportando algo al mundo. 

Saber y sentir que estamos avanzando en la dirección adecuada implica una conciencia de evolución que le da un sentido más profundo al trabajo que realizamos y, también, lo que conduce al verdadero éxito.

Según Daniel H. Pink, cuando tenemos autonomía, propósito y maestría mejoramos la motivación en el trabajo. En consecuencia, tendremos más bienestar, satisfacción, compromiso y rendimiento.

 

 

La motivación laboral sólo puede originarse en nuestro interior

En la profunda transformación que está viviendo el mundo laboral, mantenernos motivados nos ayuda a ser flexibles, resilientes y creativos. Nos permitirá adaptarnos mejor a los cambios y aprovechar las oportunidades que, de otro modo, ni veríamos. 

Nuestro viaje no será siempre armonioso, pero la preparación que tengamos para sortear las dificultades que se nos presenten y aprovecharlas para ser mejores, solo depende de nosotros. De ésta manera, el autoliderazgo, se vuelve clave para aumentar nuestra motivación. 

Lleva tu motivación de lo externo a lo interno: encuentra el propósito en aquello que estás haciendo y da lo mejor de ti mismo/a. 

Ser el líder de uno mismo, es ser el capitán de tu propia vida

 

 

Si quieres seguir profundizando sobre este tema, puedes acceder a este material en nuestro canal de Spotify y de Youtube:

 

En este podcast David Corbera habla sobre la importancia de descubrir nuestro propósito verdadero e identificar nuestra pasión para motivarnos a alcanzar nuestras metas.

 

En este video Enric Corbera habla de los recursos internos del líder y de cómo puedes desarrollar el líder que hay en ti.

 

 

Si quieres conocer más acerca del método de la Bioneuroemoción y cómo aplicarlo en tu vida para aumentar tu bienestar emocional, síguenos en nuestras redes sociales: YouTube, Instagram, Facebook, Twitter y Linkedin.

 

Comparte en los comentarios si te ha resultado interesante este artículo y compártelo a quien creas que le puede resultar útil esta información. ¡Gracias por tu interés!

Si te ha gustado, compártelo

Diplomado en Bioneuroemoción®

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Enric Corbera Institute.

© Enric Corbera Institute.