¿Por qué usar los métodos alternativos para nuestro bienestar?

¿Por qué usar los métodos alternativos para nuestro bienestar?

 

La medicina centra su interés en estudiar la enfermedad. Al mismo tiempo, existen otros métodos que ponen su atención en fomentar la salud.



Según la American Cancer Society las personas con cáncer podrían considerar métodos distintos al tratamiento médico por “el deseo de aliviar los efectos secundarios” o por el “interés de conocer otro enfoque” e incluso “por tomar un papel más participativo en mejorar su propia salud”. De forma paralela, existen hospitales que se plantean la incorporación de técnicas complementarias y alternativas con el fin de mejorar la capacidad holística de su servicio, “tratando a toda la persona” y aumentando las opciones de la atención médica.

Por su parte, la Oficina para la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud de los EEUU, en su informe de objetivos para el año 2030 subraya el concepto Calidad de vida relacionada con la salud (Health-related quality of life –HRQL) como una noción “multidimensional que incluye dominios relacionados con el funcionamiento físico, mental, emocional y social. Va más allá de las medidas directas de la salud de la población, la esperanza de vida y las causas de muerte, y se centra en el impacto del estado de salud en la calidad de vida”.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) subscribe que la buena salud no se basa únicamente en las intervenciones médicas, sino también en las condiciones de vida y las opciones personales.

Ya en 1946, la OMS amplió la definición de salud como “el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedades o afecciones”. En este mismo sentido, diversas líneas de investigación relacionan las emociones con el sistema nervioso, endocrino e inmune y relacionan la respuesta prolongada al estrés como el posible inicio de cuadros patológicos.

En esta misma línea, el Dr. Christian Boukaram cuando presenta su libro El poder anticáncer de las emociones nos dice que las enfermedades crónicas son multifactoriales y no tienen una sola causa. Y nos recuerda que “la salud descansa en un equilibrio que es a la vez físico, emocional, espiritual y social”. Por su parte, el Dr. Joe Dispenza, en su último libro Desarrolla tu cerebro. La ciencia de cambiar tu mente nos explica que un solo pensamiento “modifica nuestro cuerpo”.

“En los seres humanos el estrés emocional o psicológico produce estrés físico”

Es posible que consideremos la opción de una técnica alternativa bien porque estamos enfermos y sentimos una serie de emociones vinculadas al proceso que vivimos, o bien porque aun estando sanos, buscamos información que pueda mejorar nuestra vida. A veces, se da la coyuntura de que no estamos enfermos y sin embargo deseamos revisar los propios valores para explorar otra forma de vivir.

CONCLUSIÓN

La mayoría de los métodos considerados alternativos abordan a la persona como un todo, es decir, tienen en cuenta que en las manifestaciones de la vida de cada uno intervienen el cuerpo, la mente, las relaciones, el trabajo, etc. La Bioneuroemoción® es un método que permite descubrir la emoción con la que estamos viviendo determinadas situaciones. Tomar conciencia de esta información y comprobar que resuena en nuestro árbol genealógico nos permite comprender para qué nos pasa lo que nos pasa y ese estado de comprensión contribuye a nuestro bienestar y favorece las condiciones para vivir en plenitud.

 

Si te ha gustado, ¡compártelo!

También te puede interesar...

Hablar de los demás

22 Julio 2016

Juzgar a otro es una práctica habitual. A veces lo llamamos opinar, otras directamente criticar.

4 formas en las que nos proyectamos en nuestra vida

05 Diciembre 2016

Nuestra percepción del mundo está determinada por nuestra conciencia. Al identificar la forma en la...

3 maneras en las que nos comunicamos con el mundo y con nosotros mismos

08 Marzo 2017

El cuerpo es un sistema de comunicación que sirve para interactuar con el medio y con nosotros mismo...