12 Julio 2016

La Resonancia

La Resonancia

Cuando hablamos de Resonancia nos referimos al efecto de atraer a nuestras vidas aquellas experiencias acordes con nuestros programas inconscientes.

En nuestro día a día, hay personas de nuestro entorno que conectan con nosotros y hay otras que no. Toda nuestra información transgeneracional inconsciente determina una frecuencia y ésta, a su vez, hace que nos relacionemos con personas que nos complementan.

En 1971 el ingeniero Dennis Gabor obtuvo el Premio Nobel por su “invención y desarrollo del método holográfico”. A raíz de sus trabajos de mejora del microscopio electrónico Gabor se preguntó “¿Por qué no tomar una mala imagen electrónica, pero que contenga la información ‘total’ de la misma, reconstruirla y corregirla mediante métodos ópticos?” El resultado fue el holograma. La palabra “holos” en griego significa “la totalidad”. El holograma contiene la información total (amplitud y fase) de la onda objeto.

La demostración de la holografía tuvo que esperar hasta la invención del rayo láser con el que los sucesores de Gabor consiguieron probar sus teorías. Un holograma se reconstruye a partir de una placa fotográfica que contiene la información en forma de ondas de interferencia. La luz cae en la placa fotográfica desde dos fuentes: el propio objeto y un rayo de referencia, desviado por un espejo. El resultado es como una tridimensionalidad proyectada en el espacio, a una distancia de la placa.

La información correspondiente al objeto está guardada en toda la placa y no solo en una parte. Por ejemplo, si tomamos una foto de una persona y recortamos la parte de abajo, habremos perdido la información correspondiente a las piernas. En cambio, si se rompe la parte inferior de un holograma la ventana se ha hecho más pequeña pero podemos seguir viendo toda la imagen. Si el holograma se rompe, cualquier trozo de él reconstruirá toda la imagen.

Otra característica importante del holograma es que en un espacio diminuto pueden almacenarse miles de millones de bits de información. El modelo de placa fotográfica no tiene dimensión espacio-temporal. La imagen se almacena en cualquier sitio de la placa.

De manera que la parte está en el todo y el todo está en la parte. Si aplicamos este descubrimiento al ámbito de la Bioneuroemoción sabemos que el cliente que viene a nuestra consulta lleva toda la información de su familia codificada en sus células. Y cada uno de los miembros de la familia expresa y vive parte de esta información, aunque toda la información esté en todos los miembros del clan. Sus programas se proyectan en la pantalla holográfica del mundo. La proyección de esta información obedece al establecimiento de una correlación entre nuestra vida y las experiencias de nuestros ancestros. En nuestro cliente está toda la información y todo lo que le ocurre nos habla sobre su historia familiar.

La experiencias vitales son una reproducción de los programas. Los comportamientos y los conflictos emocionales vividos por una persona, toman sentido cuando se descubren los comportamientos y los conflictos emocionales de los familiares con quienes guarda relación. Así, se describe una realidad holográfica. El concepto de holografía nos permite fundamentar el objetivo principal del método: la toma de consciencia.

La Resonancia es un recurso para indagar en la información transgeneracional del cliente. Le permite tomar consciencia de cuál es la información inconsciente que domina su vida para poder así transcenderla.

Fuente:

http://www.revistabiosofia.com/index.php?option=com_content&task=view&id=115&Itemid