4 preguntas para mejorar la comunicación emocional propia

07 julio 2022

Mejorar la comunicación emocional interpersonal comienza por la comunicación intrapersonal, la que tenemos con nosotros mismos ¿cómo podemos reconocerla y modificarla? Una serie de preguntas sobre nuestro diálogo interior pueden guiarnos para tomar conciencia de cómo nos estamos comunicando con nosotros mismos y con los demás.

 

En esta conexión, Enric Corbera ofrece algunas claves para mejorar la comunicación emocional con los demás, partiendo del trabajo de introspección que nos permite mejorar la manera en la que nos comunicamos con nosotros mismos.

 


En este vídeo, Enric explica que para poder escuchar al otro tenemos que aprender a escucharnos a nosotros. Para ello, debemos desarrollar una atención flotante y una mente inocente, libre de juicios.

 

¿Cómo mejorar la comunicación emocional contigo mismo/a?

Una de las formas más comunes es justificarnos, pero esto puede impedirnos tomar la responsabilidad de lo que sentimos y hacemos. Cada explicación o excusa nos sitúa en un cómodo lugar de víctima que, sin embargo, nos inmoviliza. Nos justificamos tanto que la justificación se convierte en nuestra verdad.

 

¿Qué justificaciones usas para no entrar en contacto con tus emociones verdaderas?

Por otra parte, también es necesario reconocer que muchas veces nos maltratamos a nosotros mismos. Frases como “soy un desastre”, “no valgo para…”, “nunca podré…” vienen de nuestra voz interna que está reflejando aprendizajes y creencias adquiridos en la infancia, por lo que no son «verdades».

La auténtica autoestima procede de tu interior por lo que, por más aprecio y cuidado que vengan de otras personas, si no te valoras a tí mismo/a, el aprecio externo tendrá un efecto pasajero.

 

Comunicación emocional y amor propio

En lugar de indagar las creencias que generan nuestras conductas solemos recurrir, por ejemplo, a frases hechas de las redes sociales que sostengan nuestro buen ánimo. Pero mensajes como “Enciende tu poder personal ¡tú puedes!!” son expresiones aspiracionales que también pueden terminar generándonos frustración o llevarnos al autoengaño.

 

“Embellece tu diálogo interno. Embellece tu mundo interior con luz de amor y compasión. La vida será hermosa.

Amit Ray

 

El amor propio es una construcción constante, cual escultor cuya materia prima es el diálogo amoroso con uno mismo.

En tal sentido, la autocrítica excesiva es uno de los hábitos más limitantes de nuestra comunicación interior. Infravalorarnos va conformando ciertas actitudes ante la vida con consecuencias directas en lo que nos sucede, o no. 

Ser muy autoexigentes o preferir el silencio por miedo a equivocarse son algunos ejemplos de las consecuencias de este trato destructivo que tenemos hacia nosotros mismos y que influye negativamente en cómo nos comunicamos con nuestro entorno.

 

¿Eres coherente con lo que piensas, comunicas y haces?

Con frecuencia utilizamos excusas para disfrazar nuestros verdaderos sentimientos y deseos. O reaccionamos de manera automática porque vivimos desconectados de nuestras emociones.

Por ejemplo, una persona le puede reclamar a su pareja porque sale con la bici todos los fines de semana y no es capaz de decirle que, en realidad, lo que desea es pasar más tiempo juntos. Además, si profundiza en lo que realmente siente y necesita, es posible que descubra que está proyectando en su pareja la necesidad interna de dedicarse más tiempo a sí misma, haciendo algo que disfruta.

 

“Lo que logremos por dentro cambiará la realidad externa”

Plutarco

 

Es decir, un ejercicio de autoindagación le puede revelar que lo que necesita no es la atención del otro, sino prestarse atención a sí misma. De este modo, aumentará su propio bienestar y podrá comprender también al otro. Este estado interno y esta comprensión transformarán la manera en que se comunica  con su pareja a partir de ese momento.

La observación exhaustiva de la coherencia entre lo que pensamos y sentimos con lo que decimos y hacemos requiere tiempo y mucha honestidad.

¿Cuáles son las trabas que nos impiden ser completamente transparentes? ¿Qué sigue doliendo y no queremos enfrentar?

 

¿Cuál es la relación entre coherencia interna y mejorar la comunicación emocional?

La coherencia emocional surge al conectar nuestros pensamientos con nuestras emociones y comportamientos en la comunicación profunda. Esto nos permitirá ampliar nuestra comprensión y empatía, hacia nosotros mismos y hacia los demás, para así poder mejorar nuestra comunicación y solucionar los conflictos de una forma proactiva y saludable.

Conectar con nuestros pensamientos y emociones implica profundizar en nuestras experiencias dolorosas y heridas de la infancia.

 

mejorar comunicacion emocional

 

Siguiendo con el ejemplo anterior, al indagar en la soledad que la persona siente cuando su pareja sale con la bici, tal vez se encuentre en su interior con un padre que no supo ofrecerle la compañía que sentía necesitar durante la infancia. Al darse cuenta de ello, puede convertir el reclamo hacia su pareja en una oportunidad para reconocer lo que realmente está necesitando y dejar de proyectar en ella lo que tiene pendiente de sanar.

El problema de la incoherencia es que no se consigue lo que realmente se está buscando. La pareja de esta persona que le reclama atención, de lo que menos tendrá ganas es de pasar tiempo con ella.

En la medida en que cultivemos la coherencia entre lo que pensamos, sentimos y expresamos, seremos claros y asertivos, y podremos mostrarnos y comunicarnos de una manera auténtica que favorece la conexión profunda.

 

“Tú dices que amas la lluvia, sin embargo usas un paraguas cuando llueve. Tú dices que amas el sol, pero siempre buscas una sombra cuando el sol brilla. Tú dices que amas el viento, pero cierras las ventanas cuando el viento sopla. Por eso es que tengo miedo cuando dices que me amas”

«Tengo miedo», Qyazzirah Syeikh

 

¿Cómo puedes mejorar la intención de lo que comunicas?

Muchas personas se jactan de “decir las cosas como son”, sin reparar en que no hay una verdad absoluta, ya que las cosas en realidad son como las interpretamos. Por lo tanto, cuando experimentamos problemas en la comunicación, debemos observar cuál es nuestra percepción de la situación y cuál es nuestra motivación inconsciente.

En el ejemplo anterior, podemos imaginar que la persona que le reclama a su pareja de mal modo cree estar enojada porque sale con la bici los fines de semana. Sin embargo, la emoción que siente no está causada por la pareja, sino porque proyecta en ella la necesidad de dedicarse tiempo a sí misma y revive la sensación de abandono que tenía los fines de semana de su infancia cuando su padre se ausentaba.

 

aprendizaje emocional cerebro

 

Si la persona percibe que su pareja es la culpable de su malestar interno, se comunicará con la intención de culpar y, por tanto, de castigar. Sin embargo, si comprende que su emoción procede de sus experiencias personales y que su pareja le da la oportunidad de revisar su pasado y trascender sus conflictos internos, podrá comunicarse con la única intención de conectar, comprenderse mutuamente y encontrar nuevas soluciones

En tal sentido, una pregunta muy práctica para identificar la utilidad de lo que vamos a decir es: ¿para qué queremos decir lo que vamos a decir? Esta autoobservación de nuestros pensamientos redundará en un mayor autoconocimiento y bienestar emocional, incluso de una mejor salud física.


¿Qué pensamientos nos ayudan a mejora la comunicación emocional?

En la naturaleza, la calidad y tipo de semillas harán germinar diversas plantas con sus respectivos frutos. Del mismo modo, los pensamientos de nuestro diálogo interior darán como resultado una realidad concreta. La persona que, por ejemplo, se dice constantemente que no sirve para determinada cosa se termina encontrando con algo que confirmará su creencia, como una profecía autocumplida.

Los pensamientos son semillas que brotan en nuestra mente y guían nuestras palabras, y éstas nuestras acciones. Por eso es necesario que cuidemos cómo pensamos y cómo nos tratamos a nosotros mismos, porque esto determinará nuestras emociones, nuestra personalidad y luego nuestros actos.

 

comunicacion emocional crecer

“La mente no es una jaula. Es un jardín. Y hay que cultivarla.”

– Libba Bray

 

Aquí también vale puntualizar que no existe un entrenamiento comunicativo eficaz hacia afuera si no trabajamos el modo en que conversamos con nosotros mismos, ya que es éste el que acabará manifestándose en la forma en que nos comunicamos con los demás. 

Un curso de oratoria puede ser muy útil, pero solo transformará profundamente al orador en tanto éste trabaje también e intente mejorar la comunicación emocional.

 

Comparte en los comentarios si te ha resultado interesante este artículo y compártelo a quien creas que puede resultarle útil esta información. ¡Gracias por tu interés!

Si te ha gustado, compártelo

¿Quieres especializarte?

Diplomado en Bioneuroemoción®
¿Quieres que te llamemos?
Valoración de los visitantes:
Rated 2.4 out of 5
2.4 de 5 estrellas (basado en 26 reseñas)
¿Quieres valorar este artículo?

Diplomado en Bioneuroemoción®

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Enric Corbera Institute.

© Enric Corbera Institute.