¿Por qué me gustan los hombres mayores que yo?

19 mayo 2022

¿Porqué me gustan los hombres mayores que yo? En este artículo te explicamos qué significado puede tener sentirse atraído/a por parejas con una sustancial diferencia de edad, cuáles condicionamientos inconscientes pueden estar influyendo y qué podemos hacer al respecto. 

 

Los mitos del Amor Romántico – Enric Más Cerca

En este Enric más cerca, Enric Corbera hablará de los mitos del amor romántico, qué define a una relación coherente, equilibrada y saludable y qué podemos hacer para empezar a vivir nuestra situación de pareja desde el amor en lugar de la dependencia.

 

¿Qué parte delegaste en tu pareja? – Enric Corbera Institute

En este video, David Corbera explica qué partes de nuestra pareja nos pueden complementar y qué información expresa de nosotros mismos.

 

Razones por las que me gustan los hombres mayores que yo

El enamoramiento es un proceso inconsciente. 

Cuando nos enamoramos de alguien mayor que nosotros, podemos preguntarnos ¿qué es lo que me atrae de él? ¿Alguna vez te has preguntado por qué te gustan hombres más mayores? Cualquier relación que establecemos nos muestra una información inconsciente. 

A mayor exceso, más evidente será la información que contiene. En este sentido nos referimos a relaciones donde la diferencia de edad es significativa, más que a relaciones con pequeñas diferencias de edad. ¿Qué hace que nos «enamoremos» de aquella persona? 

Nunca decidimos conscientemente de quién enamorarnos, es una reacción visceral que inunda nuestro cuerpo y nos hace «sentir mariposas en el estómago».

¿Quizás lo he buscado para cambiarlo? ¿Quiero alguien sereno para hacer una familia?  ¿Puede que trate de conseguir de él lo que necesité de mi padre y no conseguí? No existe una única razón sino tantas posibilidades como casos existen. 

Sin embargo, como todo, esto también es información. Parte del proceso de autoconocimiento pasa irremediablemente por identificar nuestras tendencias inconscientes.

A menudo, cuando nos enamoramos de alguien, nos enamoramos de aspectos de nuestra propia personalidad que reprimimos y que la otra persona nos muestra.

Las relaciones de pareja, desde este punto de vista, son un proceso mediante el cual nos relacionamos con otras personas para recuperar aspectos inconscientes de nuestra personalidad y, así, poder completarnos como individuos.

La pregunta que podemos hacernos al respecto sería: ¿qué es lo que me aporta una relación con un hombre mayor? Y, ¿qué desventajas o peligros implica, en este sentido, una relación con un hombre más joven?

 

 

¿Supone un problema tener una relación con alguien mucho mayor que yo?

Como cualquier tipo de relación, el problema que podamos tener en la interacción va mucho más allá de la diferencia de edad, cultura, religión o raza.

Ninguna relación es disfuncional o indeseable simplemente por los atributos de sus componentes.

Si queremos entender hasta qué punto una relación puede o no ser constructiva hemos de atender a condiciones básicas como las emociones que suscita, al respeto mutuo que se genera y lo que supone uno para la vida del otro.

No existe un modelo de pareja ideal ya que cada encuentro, cada combinación de dos seres puede tener objetivos y necesidades muy diferentes entre sí.

Sin embargo, cuando existe la inquietud o la necesidad de comprender si una relación es o no beneficiosa para nosotros merece la pena indagar en el origen de dicha intranquilidad.

Cada relación es una oportunidad de aprendizaje, evolución y cambio, pero para que este proceso alquímico tenga lugar es necesaria una disposición abierta y una observación consciente.

 

En busca de la figura del padre

El encuentro con la figura arquetípica del “padre”

Más allá de la figura del padre biológico, todos tenemos una imagen interna de lo que es o debería ser un padre, independientemente de que lo hayamos conocido o no, esto es lo que se llama una imagen arquetípica.

Cuando decimos que esta figura arquetípica puede influir en nuestra elección de pareja puede responder a diversas situaciones.

Es posible que, de pequeños, no hayamos tenido padre o hayamos tenido un padre ausente, o incluso que nuestra propia madre se haya interpuesto en la relación directa con nuestro padre y queramos recuperar ese vínculo. 

O al revés, que hayamos tenido una relación muy cercana con nuestro padre y que, avanzados en la edad adulta, no hayamos integrado aquellos aspectos que la figura paterna nos aportó y sigamos buscándolos en el exterior, en otras personas.

No nos enamoramos de la edad, sino de las características que asociamos inconscientemente con una persona mayor que nosotros, ese arquetipo que compartimos todos los seres humanos acerca de lo que implica la figura paterna.

Todos los aspectos paternales o maternales que no son cubiertos durante nuestra infancia conforman una serie de carencias que intentaremos suplir a través de nuestras relaciones interpersonales, especialmente en las «amorosas». 

 

Asociamos nuestra relación con el primer referente que conocimos: nuestros padres.

Como decíamos, en las relaciones familiares, la función del padre y de la madre es arquetípica, es decir, común a todos los seres humanos, está instaurada en nuestro inconsciente; por eso podemos decir que cada padre realiza una función específica que, a su vez, tiene una marcada función biológica.

Las parejas con diferencia de edad en las que el hombre es mayor, con la madurez y el desarrollo que se le supone,  podría cumplir la función de que la mujer se sienta segura y protegida. 

Si fuera este el caso, más allá de valorar si es positivo o negativo, sería útil y constructivo preguntarnos lo siguiente: ¿qué pretendo cubrir con mis relaciones? ¿de qué forma no me cuido o protejo a mí misma?, ¿por qué no me atrevo a hacerlo?.

En última instancia, no es cuestión de edad, sino de resonancia. Cuando dos personas establecen una relación, su información se complementa para dar equilibrio a la pareja. 

Por ejemplo, una persona con un padre muy presente, a menudo buscará inconscientemente unirse a alguien con un padre ausente.

Todas nuestras relaciones sirven para conocernos mejor a nosotros mismos.

Identificar las carencias emocionales que suple nuestra pareja, es el primer paso para establecer una relación basada en el amor, en lugar de una relación basada en la necesidad.

 

 

¿Tienen futuro estas relaciones? 

Cualquier relación encierra un aprendizaje con la conciencia adecuada

Existen muchas creencias acerca de las relaciones: “no se debe volver con un ex”, “en las primeras fases no deberían haber conflictos”, “la diferencia de edad es una barrera insalvable”, y un largo etcétera.

Todas estas creencias están basadas en experiencias particulares y, en ocasiones, a pesar de la buena intención con la que se enuncian acaban suponiendo más limitaciones que ayuda.

Es importante aprender de las experiencias ajenas pero, sobre todo, entender que cada camino es particular y no se puede elegir el camino a recorrer basándonos en las experiencias de otros.

Es importante entender que ninguna relación es eterna, lo que marca la diferencia no es jugar a “adivinar” la duración que tendrá sino lo que puede aportarnos en nuestro proceso personal de desarrollo en este momento. 

 

me gustan hombres mayores

 

Conclusión

Como conclusión, toda relación tiene un significado para las dos partes que la componen, piensa en los atributos que valoras de esas personas por las que te sientes atraída/o y tienen una diferencia sustancial de edad contigo.

Ya sea tranquilidad, sabiduría, seguridad, confianza…sea lo que sea, date cuenta qué parte de ti necesita desarrollar estos atributos y aprovecha el maestro que te ofrece la vida para ello.

 

Si te ha gustado, valora el artículo ♥, comparte y comenta lo que sientas. Te leemos.

 

 

Si te ha gustado, compártelo

¿Quieres especializarte?

Relaciones familiares y salud emocional
¿Quieres que te llamemos?
Valoración de los visitantes:
Rated 5 out of 5
5 de 5 estrellas (basado en 16 reseñas)
¿Quieres valorar este artículo?

Relaciones familiares y salud emocional

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Enric Corbera Institute.

© Enric Corbera Institute.